Historia

Hablar de la historia del Club Industrial es también dar cuenta de personalidades que forjaron e hicieron crecer la ciudad de Monterrey.

El primer consejo directivo fue formado por los principales empresarios de la región, guiados por la iniciativa de don Roberto Garza Sada (Q.E.P.D) de establecer un espacio donde los líderes regiomontanos tuvieran la oportunidad de encontrarse y fortalecer su red de negocios en un lugar cómodo, privado y seguro.

Entre los integrantes de aquel consejo, formado en 1959, figuran Don Francisco F. Maldonado, Don Dionisio Garza Sada, Don Miguel Margain Zozaya, Don Jorge G. Rivero, Don Andrés G. Sada, Don Joel Rocha, Don Rogelio A. Elizondo, Don Francisco Treviño y  Don Miguel G. Arce.

Este sólido grupo de visionarios logró para el 28 de septiembre de 1962 abrir oficialmente las puertas del Club Industrial en los pisos 11 y 12 del Condominio Monterrey, donde los socios contaban con salón de lectura, salón de juegos, bar, cóctel lounge para damas y comedor principal para banquetes.

Siempre con una filosofía de crecimiento, el Club Industrial se asienta a partir del 12 de junio de 1999 en su actual ubicación, un edificio moderno pero sobrio, confortable, elegante y sobre todo en armonía con los espléndidos paisajes que desde Loma Larga se pueden disfrutar de la Sierra Madre y La Huasteca.

A través de los años, el Club Industrial ha albergado innumerables eventos que hoy pertenecen a la historia del país y además se ha distinguido por atender a los más altos funcionarios nacionales y extranjeros.

Gracias a la perseverancia de cada uno de sus socios y la cultura de otorgar siempre lo mejor, hoy el Club Industrial se ha vuelto referente de calidad y servicio, siendo testigo y pieza clave del crecimiento social y económico de la ciudad, y por qué no, del país.